domingo, 18 de septiembre de 2011

El viejo.

Se sentó en el banco de aquél parque, como había hecho los últimos diez años de su vida. Era un parque tranquilo, apenas un par de personas en bicicleta pasaban por allí a esa hora. A las 9:00 A.M. se respiraba una calma propia de el más alejado de los rincones del planeta. El brillo cobrizo que desprendían las hojas de los fresnos, producidas por el reflejo de los rayos del sol, daban un aspecto precioso a aquél lugar sembrado de belleza en esos días de Noviembre...
Se sentó, como acostumbraba, en el tercer banco de aquella larga avenida. Y, como venía haciendo los últimos diez años, se tapó la boca con la mano derecha con gesto pensativo... La echaba de menos, y aunque hubieran pasado diez largos años desde que el cáncer la llevó consigo, no pudo evitar una lágrima que rodó por su mejilla y se perdió en su barbilla. Porque aún la quería lo suficiente como para morir cada vez que ella no despertaba a su lado.

jueves, 15 de septiembre de 2011

¿De que tienes miedo?

Miedo. ¿Quién no lo ha sentido alguna vez? Todos sabemos lo que es. Es un sudor frío... una opresión en el pecho... una respiración agitada...
Pero, ¿a qué le tenemos miedo? le tenemos miedo a cosas tan normales como a las arañas, a las alturas, a las cucarachas... a cosas que no existen como los fantasmas, o los extraterrestres... pero también existen miedos más fuertes, como el miedo a perder a alguien querido, el miedo a la muerte, o el miedo al fracaso.
Estos son los miedos que nos controlan. Los que nos guían. Siempre he pensado que la manera más fácil de dominar a una persona es a través del miedo que puedas causarle. Da miedo y controlarás, siéntelo y serás controlado. Es otro tema interesante, pero hoy me centraré en uno de nuestros miedos más fuertes, y a la vez inútiles:

¿Cuántas veces te ha echado hacia atrás el miedo al fracaso? Sientes que es imposible, y cuando consigues acumular fuerzas, sólo pensar en tu objetivo te derrumba y te echa hacia atrás.
Estoy seguro de que ni siquiera tengo que poner ejemplos, seguro que se os viene a la cabeza algún momento de vuestra vida en el que el miedo os ha atenazado, en el que os ha impedido avanzar.
Me apostaría un dedo a que después os arrepentísteis de no haberlo intentado.

¿Por qué? ¿Por que tanto miedo a intentarlo? ¿Como sabrás si hubiese sido bueno o malo si jamás te atreviste a probar?
Te diré algo que escuché hace poco:
"El fracaso es un privilegio para quiénes tuvieron el valor de intentarlo."
Si te dan a elegir entre hacerlo o no, hazlo. Aunque salga mal aprenderás de la experiencia. Es mejor que seguir sin saber nada.
Inténtalo, tu único enemigo eres tu. Eres el único que puede ponerte límites. Tu conoces tus posibilidades y eres tu única barrera... Supérate, y superarás tus miedos.

Gracias por leerme una vez más. Un fuerte abrazo. Ciao! :)

Bendito Twitter.

Bendito Twitter. Acabo de ver un Tweet de Esteban Granero mencionando un pasaje de una de las grandes obras de la literatura universal: Las desventuras del Joven Werther de Johann Wolfgang von Goethe. Si amigos, no todos los futbolistas son unos niñatos como a veces la gente dice...

La obra (para el que no la conozca) trata sobre Werther, un joven adinerado de ciudad que decide evadirse de su entorno para irse a vivir a un pueblecillo rural. Allí conoce a una muchacha de la que se enamora, pero que está prometida con otro hombre. Werther cuenta su historia de manera epistolar a un amigo de la ciudad, al que escribe asiduamente. El resto de la obra tendréis que descubrirla por vosotros mismos, y os recomiendo que lo hagáis.

El caso es que tras leer el Tweet se me han venido a la mente numerosos momentos en los que esta obra ha estado presente en mi último curso escolar. Desde las clases de literatura universal hasta la Selectividad, no sin antes pasar por las horas de estudio en casa dedicadas al dichoso Werther. Pero sobre todo, se me vienen a la mente grandes momentos pasados en el zulo del departamento de lenguas. Porque, ¿Quién me iba a decir que esas clases serían así? ¿Quién se iba a imaginar que la amistad entre Gilgamesh y Enkidu tendría que ver con la de Torrente y el Cuco? ¿O que Pinocho 3000 fue escrita, dirigida y producida por montones de autores con nombres impronunciables? La primera vez que yo entré a esa clase, no había visto nunca un "Potoma!" y salí de allí habiendo visto incluso un "Potoma! con Parkinson". Durante esos 8 meses he sido un joven enclaustrado en una villa a las afueras de Florencia, Romeo, Fray Lorenzo, Teobaldo, Mercucio, Paris, la criada de Julieta, Werther, el amigo de Werther, Baudelaire, Gregor Samsa, Alexei Ivanovich o Holden Caufield entre otros. Pero sin duda lo que afloró en mayor número de ocasiones fue ese humor inteligente que caracteriza a 7 chavales encerrados en un aula minúscula con una profesora que les da libertad creativa. De ahí salieron chistes horribles, de los de meter en un cofre y tirarlos al mar, y lanzar la llave al contenedor más cercano. Pero sin duda, siempre será recordado aquél, único e irrepetible:

-¡Prado! ¿Te vienes con nosotros a la discoteca el día de la graduación? Si quieres le cambiamos el nombre de Paddock a Praddock para que estés como en casa.-

Jamás se volverá a oir en ese aula algo como eso, porque esos 14 alumnos (Contado al desaparecido en combate A.G.G.) y esa profesora no volverán a poner un pie en ella. Así que, queridos compañeros/as, amigos y amigas, suerte allá donde vayáis.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Bienvenidos :)

Bienvenidos a mi pequeño rincón. Hoy estreno blog en medio de una nube de pensamientos y hechos que me invitan a pensar que, realmente, el mundo no está lleno de personas que no saben el significado de cosas tan importantes como el amor, la responsabilidad o la madurez.

La primera vez que oí la expresión "Estoy flipando en colores en lo alto de la nube de Goku" no llegué a imaginar que algún día me sentiría así. No sabía, por otro lado, que éste asunto puediese tomar tales caminos... pero en fin, no es el tema que nos concierne.

Para lo que estamos aquí hoy es para celebrar la apertura de La Taberna del Noctámbulo, mi blog. No se cuanto me durará, pero espero que los 4 años de Periodismo como mínimo. ¿Por que ese nombre? No lo se, pero me gusta. ¿De que hablaré? De todo un poco, y de diferentes formas. A veces colgaré pequeños relatos, otras veces mi humilde opinión sobre temas de actualidad, alguna que otra reflexión... habrá deporte, moñadas, amor, odio, sentimientos, alguna que otra muerte en los relatos... no creo que sea muy fácil averiguar sobre que escribiré lo siguiente, porque posiblemente ni siquiera yo lo sepa hasta que me siente a escribirlo.

Así que, espero que disfrutéis de aquello que vaya publicando. Y si no lo hacéis, decidmelo y os haré caso omiso ;)

Como única referencia, invito a todos a visitar tanto http://www.semirrectamentehablando.blogspot.com/ como http://www.minimessisyzidanes.blogspot.com/ de dos grandes amigos mios.

Buenas noches!!