martes, 15 de noviembre de 2011

CAOS V.

Perdió la noción del espacio y el tiempo, quedó tendido boca abajo y notaba como la sangre impregnaba la ropa...

Sin embargo, no podía soltar el florete. Algo dentro de él le impedía abrir su mano derecha y dejar caer el arma. Una voz le llamaba... la notaba cercana y a la vez confusa... sólo llegaba a oír como suspiraba su nombre... Una y otra vez le animaba, no entendía sus palabras pero si sabía que no le dejaba rendirse...

Se levantó con dificultad, ante la incredulidad de su adversario que lo daba por derrotado. Le apuntó amenazante con la punta de la espada y le espetó un firme "En guardia..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario