domingo, 28 de octubre de 2012

Todo

Un lago en el que se refleja la luz de la luna. Es tranquilidad y es belleza.
Una casa siendo pasto de las llamas. Es odio y es destrucción.
Un tigre saltando sobre su presa. Es valentía y es fuerza.
Una madre abrazada a su hijo. Es ternura y es amor.
Un águila que planea tapando el sol. Es majestuosidad y es orgullo.
Una ventana golpeada por la lluvia. Es tristeza y es melancolía.


Tu mirada. ¿Qué es? Una mezcla de todas ellas.

viernes, 26 de octubre de 2012

27 de Octubre.

Mañana es 27 de Octubre. Dicen las tradiciones de Occidente que cumplo 19 años de vida, y  tengo que celebrarlo por todo lo alto. Montar una fiesta, invitar a mis amigos, recibir felicitaciones y regalos... A mi nunca me ha gustado eso.

Mañana no tengo un año más. Tengo un día más. Un día más de una vida que, madurando, descubres que es una trampa en la que, quieras o no, acabas muriendo. Un camino de penurias que queremos decorar constantemente para evitarnos daño.

Puede ser que olvidarnos de este camino sea el motivo por el que celebramos los cumpleaños. Olvidar el daño sufrido por un día para congratularnos de que aún nos quedan cosas por las que seguir andando el camino.

¿Sabéis por qué celebro yo mis cumpleaños?

No es por mi. A mi cumplir un año más me da lo mismo. Yo lo celebro por ellos. Porque si demostrar día a día lo importantes que son para mi no es suficiente, ahora tengo un motivo extra para agradecer las cosas que hacen por mi. Podría poner vuestros nombres y apellidos por orden alfabético, pero muy difícilmente podría hacerlo por orden de importancia. Sin embargo, sabéis que no lo voy a hacer, que prefiero que os deis por aludidos.

miércoles, 24 de octubre de 2012

Ambición.

Esta mañana, como tantas otras, mi profesor de Teoría de la Comunicación nos ha dado una charla sobre la vida del periodista. En ella, ha vuelto a decir que tendremos que sacrificar nuestras vidas por la profesión. Para decir verdad, lo ha puesto todo bastante negro.

Mis compañeros, en su gran mayoría, se han frustrado o asustado. Se han desmotivado. Yo no.


Desde pequeño, siempre lo he tenido claro. Cuando me preguntaban que es lo que quería ser de mayor, yo contestaba "Periodista". Y empezó como un capricho: me gustaba escribir y el deporte, y esa era la profesión que más encajaba con mis gustos. Más tarde, empecé a comprender qué es el Periodismo.
Me enamoré. Me enamoré de la verdad, de investigar, de saber y realizar. Me fascinó el llegar a lugares donde no había llegado nadie, saber cosas que los demás desconocían. Comprendí el poder de la palabra, el poder del saber y el arte de callar. Quise y soñé. Quise meterme en todos los sitios posibles para enterarme de como funcionaba todo y soñé llegar el primero a todas partes.

Mi meta no es una familia que me quiera ni hacer que alguien se sienta orgulloso de mí. Mi meta consiste en viajar, conocer, comprender, aprender, soñar y saber. Mi meta es que llegue un día, en que satisfecho y envejecido, pueda contar a un grupo de estudiantes como lo soy yo ahora, que estuve en el lugar exacto en el momento exacto y no dejé pasar la oportunidad de realizar mis sueños.

Y para cumplir mis sueños, agotaré hasta mi último aliento, o me extinguiré en el camino.
Si no, ¿Qué sentido tiene esta vida?

lunes, 22 de octubre de 2012

Por ti.


Tenerla delante, la tortura más grande habida. Su pelo, sus ojos, su boca, su piel… dime donde están las fuerzas que me faltan para romper todas las barreras. Dime donde está el valor cuando temes a caerte.


Cuando le pides valor a la vida, no te hace valiente. Te da la oportunidad de serlo.

miércoles, 17 de octubre de 2012

La Taberna.

Hace mucho tiempo ya que abrí esta Taberna. Desde entonces, he escrito pensamientos, ideas, sentimientos, relatos, frases fugaces... he escrito menos de lo que debería haber hecho, pero siempre lo he escrito con un motivo. Cada letra, cada palabra, está escrita para hacer de esta Taberna un lugar especial. Un lugar donde sentarse a pensar y sentirse acogido. No es un lugar feliz, porque la vida es muy puta. Aquí serás bienvenido, y verás que tus problemas tienen solución. Te sentarás a escuchar al Noctámbulo, que te contará como otros antes que tú ya pasaron por lo mismo. Y descubrirás que no estás solo, y que siempre contarás con el resto de visitantes de la Taberna.

Cuando abrí esta Taberna, no la abrí para mi. La abrí para vosotros. Y como antro perdido que es, no quiero que venga mucha gente. Lo único que quiero es que quien venga, se sienta como en casa.



Firmado,

El Noctámbulo.

martes, 16 de octubre de 2012

Ruina.

Es difícil escribir cuando no tienes nada sobre lo que hacerlo.

PD: Un consejo: No fuerces. Y menos aún si no sabes de lo que hablas.

martes, 9 de octubre de 2012

Quizás.

Acarició con la palma de la mano su sonrojada mejilla. Ella no era capaz de levantar la mirada más allá de sus labios. Se acercó a su oreja y susurró:

- Ven, quiero llevarte al lugar donde los sueños se cumplen...

Ella se estremeció y le miró a los ojos. Y cuando abrió la boca para contestar, él la selló con un beso.

Musa.

Reina de mi inspiración y mi locura. Sílfide que susurraba en mi oído canciones y poesía. ¿Donde estás? Sin ti ando perdido, vagando por los rincones del pensamiento triste, sin encontrar nada más que zarzas y espinas. No soy capaz de trasmitir lo que siento sin ti, y sin sentirte no puedo vivir.

Espero que oigas mi lamento y acudas a él como lo hacías antaño.

Te quiere,

El Noctámbulo.

sábado, 6 de octubre de 2012

Dudas

Piensa. ¿Y si no lo estás haciendo bien?

Actúa. Tú tranquilo. Hazlo ya. Todo a su debido momento. ¿A qué esperas?  No te precipites.



Vaya, perdiste la oportunidad.

miércoles, 3 de octubre de 2012

Pobre de ti.

Erase una vez que se era, un joven muchacho que conoció a una bella dama. Dicha dama era la hija de un conde-duque glorioso en mil batallas, mientras que el joven no era más que un ayudante de cocina en el palacio del conde-duque. 

Un encuentro casual, una mirada distraída... y un pobre corazón secuestrado. El muchacho la observaba, procuraba servir él la comida de la familia sólo para verla. En sus ratos libres, se acurrucaba en el césped y se limitaba a embobarse pensando en sus labios, en sus ojos, en su piel... se dormía con su nombre en la boca, y se despertaba con su figura en la mente... 

Un día, el joven se acercó a su deseada, y le dijo: 

- Doña Clara, sepa usted que me gusta mucho. La observo cuando lee en el jardín, cuando juega con sus hermanas pequeñas, me ocupo personalmente de sus comidas .. pero, ¡No piense que estoy loco! Es que... es que... es que me tiene usted fascinado. Es tan hermosa... nunca jamás había visto unos ojos marrones con esa forma de mirar... y sus labios, son tan rosados y carnosos... es... es preciosa, Doña Clara. Y ya me reprimí mucho los sentimientos para con usted... entiéndame, se que no le puedo ofrecer mucho, pero ¡prometo no dejarla! ¡y cuidarla! ¡y quererla como nadie la va a querer!

La chica, con una mirada altiva y un gesto de burla, se dirigió hacia la puerta del palacio. Un portazo terminó de romper el corazón del muchacho.

Triste y sin tiempo a comprender lo que había pasado, fue expulsado del que había sido su hogar por el conde-duque. Confuso, vagó por el condado, por la provincia y por el país en busca de un lugar donde empezar de cero.

Nadie le contó que la vida no es fácil. Nadie le contó que los sentimientos hay que saber cuando mostrarlos. Nadie le contó que el mundo es un lugar duro, donde debes aprender a base tropiezos. Y sobre todo, nadie le explicó que las buenas intenciones no valen nada cuando lo que reina es el despotismo y la hipocresía.

lunes, 1 de octubre de 2012

Todo tuyo, amigo.

Parece ser que cuanto más quieres a una persona, más te duele todo lo que tenga que ver con ella. Es en esos momentos de debilidad, en los que todo parece doler como puñaladas, cuando debes ser más fuerte. Piensa, recuerda, revive todos los momentos que has pasado junto a esa persona y haz balance. La belleza de esa sonrisa, el calor de sus abrazos, la ternura de sus ojos... y que no se te olvide que, como diría un gran guionista: "Un gran poder conlleva una gran responsabilidad".

La vida nunca es gratis, te cobra el precio de lo que consumes.

Quise.

¿En que momento dejaste de amar? Dime, corazón, cuando decidiste dejar de latir con esa fuerza. Pregúntale a mi mente, pregúntale por favor porque la fiereza de ese sentimiento que siempre alimentó mi ánimo y logró que mi virtud no se torciera, se ha tornado en un oscuro vacío que hierve en mi alma.

Háblame, sácame de dudas, pues por tu culpa estoy sufriendo el sin sentir, y sintiendo el no querer.