miércoles, 17 de octubre de 2012

La Taberna.

Hace mucho tiempo ya que abrí esta Taberna. Desde entonces, he escrito pensamientos, ideas, sentimientos, relatos, frases fugaces... he escrito menos de lo que debería haber hecho, pero siempre lo he escrito con un motivo. Cada letra, cada palabra, está escrita para hacer de esta Taberna un lugar especial. Un lugar donde sentarse a pensar y sentirse acogido. No es un lugar feliz, porque la vida es muy puta. Aquí serás bienvenido, y verás que tus problemas tienen solución. Te sentarás a escuchar al Noctámbulo, que te contará como otros antes que tú ya pasaron por lo mismo. Y descubrirás que no estás solo, y que siempre contarás con el resto de visitantes de la Taberna.

Cuando abrí esta Taberna, no la abrí para mi. La abrí para vosotros. Y como antro perdido que es, no quiero que venga mucha gente. Lo único que quiero es que quien venga, se sienta como en casa.



Firmado,

El Noctámbulo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario