lunes, 1 de octubre de 2012

Quise.

¿En que momento dejaste de amar? Dime, corazón, cuando decidiste dejar de latir con esa fuerza. Pregúntale a mi mente, pregúntale por favor porque la fiereza de ese sentimiento que siempre alimentó mi ánimo y logró que mi virtud no se torciera, se ha tornado en un oscuro vacío que hierve en mi alma.

Háblame, sácame de dudas, pues por tu culpa estoy sufriendo el sin sentir, y sintiendo el no querer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario