lunes, 1 de octubre de 2012

Todo tuyo, amigo.

Parece ser que cuanto más quieres a una persona, más te duele todo lo que tenga que ver con ella. Es en esos momentos de debilidad, en los que todo parece doler como puñaladas, cuando debes ser más fuerte. Piensa, recuerda, revive todos los momentos que has pasado junto a esa persona y haz balance. La belleza de esa sonrisa, el calor de sus abrazos, la ternura de sus ojos... y que no se te olvide que, como diría un gran guionista: "Un gran poder conlleva una gran responsabilidad".

La vida nunca es gratis, te cobra el precio de lo que consumes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario