martes, 15 de enero de 2013

Te necesito (2010)

Volver a sentir la sangre correr por las venas, sentir la respiración acompasada, sentir el balón en tus pies, sentir la satisfacción de un gol a favor, o la rabia de un gol en contra, ver la sonrisa de agradecimiento de tu compañero después de haberle dado ese pase imposible, caer al suelo en una lucha y levantarse ignorando el dolor para recuperar tu sitio en el campo, oir un balón estrellándose contra el poste, o el silbido de su caricia en la red, volver a ver el balón rodar... es lo que me da la vida.


Después de aquella lesión, ya no le tengo miedo ni a esta ni a ninguna otra. Disfrutaré de lo que más me gusta, y nadie podrá impedírmelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario